Te desafío

Espera. No estoy muerta. Todavía no.

18-4

Pero has de saber que no le temo a la muerte. Si tuviese que temer, le temería más a la vida misma. Ella sí puede llegar a doler. Ella sí que encierra misterios que escaparán por siempre a la razón y sinrazón del hombre.

No le temo a la muerte ni a la elegía que me reciten los seres en quienes he depositado una parte de mí. ¡Que tiemble Caronte porque le derretiré con un férreo abrazo en nuestro paso hacia el más allá! No, no le temo a la muerte. Si por temor fuese, le temería más a las cartas que no he enviado, a los discursos que no he dado, a las llamadas que no he hecho, a los países que no he visitado, a los labios que no he besado intensamente, a los sueños que no he conseguido realizar.

Pero creo que ya no le temo a eso tampoco. El frenesí de mi existencia ya no depende de ninguna lista de año nuevo, de ningún propósito de “qué hacer antes de los 30”. Hoy me alzo en contra de la cantidad de deseos que se nos impone tener, cual competición; hoy dependo únicamente de mi propia conciencia, de saber que esto es real, de sellar con mi mirada firme un decreto por el cual no le tengo miedo al presente. Hoy, libre del consumismo fogoso de sensaciones y de adrenalina, estoy en paz conmigo misma. Y es que cuando la espontaneidad y el sosiego se tornan en mi desayuno de cada mañana, la artificiosidad y la ansiedad se convierten en mi ayuno. Hoy no vivo por y para los demás, aunque sería capaz de morir por ellos. Hoy no vivo para demostrar a nadie que existo.

No. Creo que ya tampoco te temo. Yo, Vida, te reto a un duelo.

ojos-vendados

Descuida, vendaré mis ojos para que tus enigmas permanezcan intactos en la oscuridad del universo, podrás hacer de mí lo que quieras. Si consigues que sucumba al temor, habré perdido y mis palabras quedarán olvidadas como una estrella en la noche, como una gota de lluvia, como un grano de arena del desierto, y prometo que nunca más volveré a importunarte ni a reírme en tu nombre. No obstante, si no lo consigues, me revelarás tu secreto más preciado.

Espera. Yo te desafío.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s