Komorebi

 

Cuando el día se camufla en cementerios y hojas acromáticas

y el viento agita un árbol de páginas peregrinas,

un komorebi se cuela en mi libro para protegerme de la escarcha 

y, como un amor tardío,

traduce los versos enmohecidos en colores no aptos para la estación.

jesen

Anuncios

4 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s