Sobre mí

12219427_10207381451071550_6621269795620808743_n

Mi mundo siempre ha estado dividido en dos.

En uno, acompañé a Siddhartha en sus viajes espirituales, aunque me identifiqué más con los de Demian. Conocí a los Romanov. Acampé más de mil noches seguidas junto a Sherezade. Viajé en tren por Sudán mientras unos narcotraficantes me perseguían. Fui testigo de cómo se deformaba el retrato de Dorian Gray. Fui testigo de la tiranía de Abidaga en Visegrado. Lloré con Emma Bovary en carroaje en dirección a Rouen, y en Siberia por la belleza de los poemas de Yuri Zhivago. Conocí el sabor amargo de la venganza junto al conde de Montecristo, y el ardor de la arena con Laurence de Arabia. En más de una ocasión tuve que recomponer mi corazón en las sombras de la Ópera de París, en un intento fallido de cambiar el destino de mi querido fantasma. Y me consterné tras la misteriosa desaparición de tres jóvenes en Hanging Rock, que me tuvo en vilo una noche entera. Pero también viajé en tren con faldas y a lo loco, me fui hacia rutas salvajes, y me quedé atrapada en el tiempo en el Día de la Marmota. Me probé el sombrero extravagante de Ninotchka. Bebí del manantial de la eterna juventud junto a los Tuck. Descubrí a caballo entre las hazañas del joven Hércules y las patadas de Xena que ellos no son nada en comparación con la dulce y osada Fantaghirò. Enfermé al lado de Gregorio Samsa, pero más aún bajo la pistola de Barry Lyndon. Me enseñaron a no ser indiscreta ni a mirar con prismáticos por la ventana (menos aún en silla de ruedas). Aprendí que, pese a mi esperanza en la humanidad, en una misma habitación sí caben doce hombres sin piedad. Ensayé con Nina antes de su fatum trágico en el escenario la pieza que hizo famoso a Tchaikovsky, y aplaudí a Betty Blue tras incendiar la casa del jefe de su novio después de tirarle un barril de pintura rosa sobre el descapotable.

Y tantas otras anécdotas más…

pencil_sketch_1475448469760

El otro, en cambio, me ha enseñado lo que es el amor incondicional de unos padres. Me ha demostrado que un gato puede ser más inteligente que una persona. Que la amistad es lo que más importa. Que los cinco primeros puestos de trabajo no tienen porqué ser ni de lejos los definitivos, y que el sacrificio no siempre trae recompensa, pero que el resultado personal de esa autoexigencia reconforta. Que cada día puede ser una nueva historia, y que esta vez soy yo la autora.

890930EB-C724-408D-8B8F-882212E419BA

*   *   *

Curiosa insaciable, melómana ecléctica y cinéfaga empedernida, más complicada que sencilla, soy amante de los gatos, del ajedrez, de los trenes, del mar y de los pueblos rústicos con encanto. Disfruto viajando, leyendo clásicos, conduciendo por recónditas carreteras, bebiendo Chardonnay afrutado de origen californiano y cantando cuando no debiera. Busco constantemente con quiénes reír, filosofar, mantener conversaciones interesantes, silencios pausados y miradas de complicidad, así como diálogos rápidos cargados de buenas dosis de ingenio y originalidad.

Una noche cogí una pluma y un papel y descubrí que mi vena creativa se activa en las horas más tardías. Son muchas las cosas que me inspiran, y siento una apabullante necesidad de compartirlas. Me apasionan la introspección, los idiomas y la astrología, y siento una inconmensurable animadversión hacia una nueva forma de terrorismo social (o mejor dicho antisocial): la tecnología. Tengo una relación de amor-odio con el tango pero, aunque con él me evada, no acabo de encajar en esta secta. Mis emociones y mi impulsividad a menudo son las que me guían, por lo que no suelo seguir líneas rectas. Me desquician los insectos, las naranjas cuando salpican y las colas de espera.

img_20160602_195526

Aventurera y extrovertida, no tengo miedo a lo desconocido, porque si hay algo que admiro es la seguridad en uno mismo y la valentía. Congenio bien con gente de acción, y la ley de que los polos opuestos se atraen no se la creen ni Groenlandia ni Oceanía. La mezcla de frío e incienso en el interior de las catedrales e iglesias son capaces de hipnotizarme como si cada vez fuese la primera. La naturaleza es mi religión, pero soy respetuosa con las demás creencias. Mis cercanos me consideran un imán para las situaciones cómicas y complejas. Me adapto fácilmente a las personas, sean de la cultura que sean; como un río se adapta a las piedras.

img_20161014_221557

Independiente sí, pero no individualista. Contradigo a Hobbes cuando afirma que el hombre es un lobo para el hombre, pues albergo fe en la humanidad, aunque a veces cuesta.

Nací en el estallido de una guerra que me despojó de mis orígenes con una frialdad caníbal, pero no dejo que eso me defina, pues no busco mi procedencia, sino la dirección de mi vida. La nobleza de espíritu no siempre es fácil de distinguir. Con todo, creo que con unos kilos menos de hipocresía, y unas toneladas más de tolerancia, el mundo sería un lugar mejor donde coexistir.

img_20160820_142716

Cuando miro hacia arriba, concibo la belleza trágica de lo eterno e infinito. Solo son estrellas, me digo, pero ninguna de ellas es consciente de su propio brillo. Observad. Allí. ¿Lo veis? Por ahí pasa un meridiano. Según los astrónomos es el punto de Aries. Sed bienvenidos.

Aspiro a una estancia corta e intensa antes que a una larga y vacía. No tengo emblema, pero sí una frase griega y otra latina, que son perfectas si se combinan:

tumblr_n2e8g1wygH1tv0fcyo1_500

“Χαλεπος δε εστιν ‘ο Βιος” / “in omnia paratus”

[La vida es dura, pero estoy preparada para todo]

La Meridiana.

I was born to love no one
No one to love me
Only the wind in the long green grass
The frost in a broken tree.
I was made to love magic
All its wonder to know
But you all lost that magic
Many, many years ago
I was born to use my eyes
Dream with the sun and the skies
To float away in a lifelong song
In the mist where melody flies
I was made to love magic
I was born to sail away
Into a land of forever
Not to be tied to an old stone grave
In your land of never
I was made to love magic…

tumblr_nkceuzyHdb1si8zv4o1_500

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s